12 junio, 2006

Quien realmente eres

Tengo un cuento sencillo que me mandó un buen amigo mío.
También me dijo que éste es un cuento que su padre solía contarle a él.
Un día un granjero estaba caminando a través de la jungla, y se encontró con un cachorro de león. Un cachorro bebé que había estado perdido. Entonces él lo agarró, lo llevó a su casa y lo puso en el granero. Con sus ovejas. Y con el paso del tiempo, el cachorro creció más y más, jugando con las ovejas, y también pastoreando con las ovejas. Viviendo con las ovejas. Esto fue todo lo que él conocía.
Un día, mientras las ovejas estaban pastoreando, un león grande salió de la jungla. Y todas las ovejas se asustaron, empezaron a correr. Y este león también. El también se asustó y empezó a correr.
Y el león grande se detuvo, fue al lado del león chiquito, que ya no era tan chiquito,y dijo, ”¿Por qué te asustas de mí?”
Él dijo: “Bueno, tú sabes, yo soy una pobre ovejita, y tú me comerás!”
El león grande dijo: “Tu no eres una oveja”
“Lo que usted diga. Pero no me comas. ¡Por favor!”
“No. Tú no eres una oveja. Sólo que no entiendes, no eres una oveja.“ Entonces él dijo: “Ven conmigo.”
Llevó al leoncito, lo llevó a un charco y le dijo: “Mira.”
Y cuando este león miró el charco, quedó escandalizado ”¡No soy como una oveja. Soy como usted!” El león grande dijo: “Así es. Lo eres. No eres como las ovejas. Tú eres como yo.” Y él dijo: “Para de imitar a las ovejas, y ruge así como debería hacer un león grande.” Entonces el león grande rugió, y el chiquito rugió.
Y empezó a agradecer al león grande:“¡Te agradezco muchísimo!” Y el león dijo: “Solamente te mostré quién eres de verdad. Es lo único que hice. Yo no hice nada más. No tienes que agradecerme. Esto es lo que fuiste. Aún antes de que yo saliera de la jungla, ésto es quien fuiste. Porque es lo que tú eres de verdad.“
Nosotros también nos perdemos; quiénes somos, lo que somos. Únicos sobre la faz de esta tierra. Similares, dos ojos, orejas, nariz, dientes, boca. Similares, pero no los mismos.
Si entras a un estacionamiento y tienes un Volkswagen negro, y justo al lado de tu Volkswagen hay un Volkswagen con el modelo idéntico y el mismo color. Tú dirás: “Bueno, yo tomaré cualquiera de las dos. Está bien .” No. Puede que luzcan idénticos. Pero uno es tuyo y el otro no lo es. Tu llave corresponderá a uno, pero no a otro. Y ésto es lo que te hace tan increíblemente único.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Free Web Counters
Free Hit Counters