03 agosto, 2006

Iluminado desde Adentro

Tu esposa se te acerca: ”Necesito un vestido.” El día en que estás feliz, dices: “Mi amor, estoy dispuesto sacrificar mi vida por ti, y tú me hablas de un vestido?”

Tu hijo se te acerca, “Papá, necesito zapatos nuevos.“ ”Hijo, me hablas de un par, te compro dos. Puedes tener dos pares de zapatos.” Y el día en que no te sientes feliz desde adentro, tu esposa se te acerca, ni mencionar el vestido, ella pide un pañuelito. “Lo único que haces es seguir pediendo! Insistiéndome, molestándome. Esto es lo único que haces.”

Asi es la naturaleza del ser humano, cuando es feliz desde adentro, todo está bien. Cuando la alegría no está adentro de uno, el mismo mundo, estamos dispuestos a comernos el mismo mundo.
Hoy en día, el mundo entero está tratando de transformar a todos en misericordiosos y generosos. El mundo entero está tratando de que la gente viva en paz y alegría uno con el otro. Pero nadie está tratando de traer esta plenitud que yace adentro. Hasta que la persona no esté contenta desde adentro, esas cosas son imposibles.

Yo voy a muchos lugares, hablo acerca de la paz. La gente me dice: “La paz no es posible.” Y yo digo: “Es posible.” ¿Por qué es posible?
Porque cada individuo es una lámpara que necesita ser iluminada. Alumbrada desde adentro. Sé que adentro de cada ser humano existe esa lámpara. Cada ser humano siente esa sed. Esa lámpara de la plenitud debería ser iluminada dentro de ellos.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Free Web Counters
Free Hit Counters