17 enero, 2007

El Abrigo Interior

Dallas estaba frío: ¡muy, muy frío! Siendo australiana, nunca he visto tanto hielo colgado de los coches, sobre el techo del hotel, no eran sólo unos copos de nieve. Fue probablemente el mayor frío que nunca había experimentado.
Me sentí absolutamente abrigada. Con el corazón lleno de calidez, entusiasmo y amor. Quedé varada en Dallas después del evento, debido al clima. Mi vuelo fue cancelado por dos días. Sólo una cosa que hacer: ¡mimarme! Regocijarme en el dulce abrigo y evocación del regalo más poderoso…y apreciarlo.
“No hay nada como escuchar al mensaje del corazón que te entibia desde adentro.”
Así es. Estoy de acuerdo con eso.
Gracias, Maharaji.

Sushi

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Free Web Counters
Free Hit Counters