30 marzo, 2007

¿Adónde Vas?

¿Adónde vas? ¿Quién eres? ¿Qué es tu vida?
Hay personas que ponen excusas. No existe una sola persona que no desee paz. Pero todos creen que si todas las guerras acaban, entonces, habrá paz. Erróneo.
Estoy hablando de esa paz que puede ser experimentada en el medio del campo de batalla. Estoy hablando sobre tal libertad, que sentada en una cárcel, una persona puede experimentar esa verdadera libertad.
No estoy hablando por hablar. Te estoy contando la verdad. Hay personas que tienen el Conocimiento, quienes han peleado en la guerra de Irak y de Afganistán, y durante la batalla, han experimentado paz. Hay gente en la cárcel, que han recibido el Conocimiento allí y ahora sienten paz y felicidad todos los días.
Esa es la clase de paz. La clase de paz que no depende de lo demás. Es completa y absoluta en sí misma. De esa clase de paz estoy hablando.

Todos quieren paz, pero ponen excusas, como: “No queremos ningún maestro o gurú.”
“Soy una persona libre, me haré cargo, y no necesito que otro me guíe.” Entonces digo , si no tuvieras una madre, ¿de dónde nacerías? ¿Del árbol? Los zapatos que usas, ¿los hiciste tú? Otro les hizo. La comida que comes, ¿tú la plantaste? Cuando hay una sequía, se acaba todo.
Hablas acerca de otro, pero tú mismo eres dependiente de la naturaleza. Dependes de las nubes. Si no hay nubes, y no llueve, ¿Qué harías? ¿Qué harías? ¿Qué puedes hacer? ¿Cuáles son las cosas de las que no dependes? Cuando te sientas en el ómnibus, estás dependiendo del conductor del ómnibus. Ni lo conoces, nunca lo has visto, nunca lo has mirado. Pero si él no maneja correctamente, estás listo. También el más poderoso y el fuerte, el que no depende de nadie… Si te rompes una pierna, dependes del Doctor. “Doctor, ayúdeme, por favor.” En Vadodara, hay un camino y los conductores de camiones, manejan y manejan, y si vienes desde el otro lado, dependes de que cada camión desacelere, para que puedas sobrevivir en esa ruta.
Todas estas son cosas de las que dependemos. Deberíamos tener un amigo en nuestra vida, que nunca rompiera nuestra amistad. Debería existir un amigo tal, un tal compañero, que pueda mostrarnos, que lo que estás buscando está dentro de ti. No el que va a la fiesta contigo hoy; no esa clase de amigo. El tipo de amigo que nunca romperá la amistad. Y en cada encrucijada, esté allí, listo para guiarnos.

Maharaji

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Free Web Counters
Free Hit Counters