12 abril, 2007

Tan Cerca

Has colocado una silla para ese creador en un lugar tal, que aunque intentes buscarlo vida tras vida, no lo encontrarás. Has puesto al creador a tal altura que ninguna escalera puede alcanzarlo.
Cuando un profesor se levanta en la clase, todos los niños se quedan quietos. Pero tan pronto come el maestro se va, por un ratito los chicos van a estar tranquilos, pero en seguida van a comenzar a hacer cosas y a pelearse. Porque cuando alguien no está delante de ti, nada es real, son sólo palabras. Sólo se trata de hablar. Y es posible que el profesor esté justo detrás de la pared y quiere ver si los niños se portan apropiadamente en su clase o no. Pero los niños no pueden ver al profesor y entonces todos empiezan a crear un problema.
Entonces, ¿qué está sucediendo en este mundo? La gente está muriendo. Están peleando entre ellos. Matándose unos a otros. Y no sólo eso; hay gente que quiere echar más leña al fuego. Hay tanta gente que está ahí para poner más leña al fuego sobre esas cosas. “Ahora debería ser de esta manera, y ahora debería ser de aquella forma.”
Por eso es tan importante para cada ser humano en su propia realidad sentir esa dicha suprema, porque otro nombre del creador, de ese Dios, es dicha suprema. Así que has puesto una silla en lo alto, y ¿dónde ha colocado su silla la dicha suprema? En tu corazón.
¿Lo vez? Has puesto la silla muy lejos, y él la ha puesto muy cerca. La ha puesto tan cerca, tan cerca, tan cerca, que si quieres alejarte de él, no puedes. Cuando vas a buscarlo afuera, va buscando contigo. Cuando sales buscando, también te acompaña.
Cuando dices: “Si existes, pues, muéstrame.” Entonces, desde el interior, golpea la puerta, desde adentro, y dice: “Aquí estoy. Estuviste buscándome afuera y estoy sentado dentro de ti.”

Maharaji

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Free Web Counters
Free Hit Counters