16 mayo, 2007

El Ingrediente Esencial

Desde que le hablo a la gente, una cosa se ha hecho muy evidente. Las personas saben fácilmente lo que no quieren. Pero poquísimas personas, de hecho, saben lo que quieren. Quiero decir que es una cosa muy confusa. Semejante cantidad de personas sabiendo lo que no quieren.
Es como ir hasta la ventana de comidas rápidas en tu auto y cuando te preguntan: “¿Que quieres?” Tú les dices:“No quiero gaseosa y no quiero papas fritas y no quiero esto y no quiero aquello.” Es casi como hablar en inglés de manera que dices cada palabra excepto la que intentas decir. Y entonces el otro tiene que deducir lo que pretendes significar. O sea que completar una oración puede llevarte años.. Pero así es básicamente como funcionamos. “Sé que no deseo esto ni aquello.”
Entonces, ¿qué es lo que deseas? ¿Estás en contacto contigo? Sé que estás en contacto con tus necesidades. Las necesidades que te han enseñado. ¿Qué tal estar en contacto con tu propio ser? Con ese lugar que está insatisfecho. La actitud hoy en día es: “Ojos que no ven, corazón que no siente”. Pero si no conoces el déficit, ¿cómo vas a llenarlo? Si no sabes que dentro de ti hay un lugar que está vacío, y que ese lugar es tan real como cualquier otro. Y que si no lo satisfaces, no importa qué otro lugar llenes , ni cuánto lo hagas. Hasta que no llenes ese vacío interior, no va a resultar. Es como poner agua en un automóvil.
Quiero decir, saturándolo, llenándolo hasta el máximo. ¿Sabes? Incluso traspasando la marca límite, así que ahí también esté lleno de agua Y tomas ese motor, abres la tapa, y viertes aceite. Pones aceite hasta que esté por reventar. Y tomas la batería, abres la tapa, y la llenas hasta que el agua esté saliendo por los agujeros Encima de los respiraderos de la batería. Y pones el líquido del freno dentro. Y viertes el líquido limpiador. Y también pones el liquido de transmisión aquí y allá y ya tiene más liquido dentro de lo que puede contener. Salvo, que no tiene gasolina.
¿Cuán lejos podrás ir? No muy lejos. Porque todos esos componentes; sí, necesitan su propia lubricación.
Y para mí, sería muy tonto mirar esta vida de cualquier otra manera. En un sentido, es como un automóvil. Sí, necesitas tener agua para enfriar el motor. Pero, si no enciendes el motor, no hay necesidad de enfriarlo. El motor, créeme, no va a recalentarse. Y la batería está ahí primeramente para proveer la electricidad y prender el motor. Pero no tiene sentido prender el motor si no hay gasolina dentro.
Y el aceite es para lubricar los pistones. Y todas las pequeñas partes móviles del motor, no se van a mover salvo que haya gasolina en el coche. Y el líquido limpiador es realmente bueno, pero el parabrisas no va a ensuciarse porque no estás yendo a ningún lugar. Y los cambios no va a ser usados tampoco. Y como lo veo, tantas personas en este mundo, están saturando sus automóviles. Ellos dicen: “¿estás listo?” “Oh, sí, mira. Líquido limpiador” ¿Me entiendes? Todas esas cosas. “Tengo todas esas cosas. Por supuesto, estoy listo. Mi motor estará lubricado. Mi parabrisas estará limpio. Los cambios están completos.”
¿Qué pasa con lo esencial? ¿Con eso que hace que el motor funcione? Y para mí, desde que naces tienes algunas necesidades fundamentales. Necesitas resguardo, necesitas alimentos, y para hacer esas cosas, porque necesitas ser feliz, primeramente necesitas sustentarte. Porque una persona feliz, sin sustento, no va a permanecer feliz por mucho tiempo. Entonces, tienes que mantenerte y necesitas abrigo, necesitas esto y lo otro, etc., etc.
Una vez resueltos los elementos básicos, puedes disponer del tiempo necesario, provisto por las circunstancias y por el ambiente adecuado, así puedes estar satisfecho en esta vida. Pero, no es así como funciona. No es desde las 9:00 hs. hasta las 17:00. Uno pensaría que es así, pero no lo es. Es de las 12 a las 12. Es de 9 a 9. Quiero decir que eso es lo que todos están haciendo. Esto es todo.
El tiempo de todos, y tal vez existen unas excepciones: algunos desempleados, pero para la mayoría de las personas en este mundo; y no importa si están en la Unión Soviética, en la China, en Corea del Norte, o Corea del Sur, Australia, Sudamérica, América, Inglaterra, o en cualquier otro de los países europeos; esto es lo que está sucediendo. Conseguir un empleo, ir a trabajar, tener ….y luego hay gente que dice, “Esto es todo.” Quiero decir, esto es todo. No hay nada más.
Nos hemos alejado tanto de la verdadera realidad, del regalo más valioso. Puedes imaginar si no existiéramos en nuestros cuerpos y nos dieran sólo un pensamiento: ¿cómo te gustaría que fuera este planeta? ¿Dónde estarías tú? Quiero decir, no creo que yo pudiera hacer un mejor trabajo de diseño. Es el mejor equipo. Se presuriza, pero no tiene ventanas ni paredes. Los aeroplanos tienen que tener estas paredes que se inflan y se desinflan. No sé si sabes que todos esos aeroplanos que vuelan alto, amplían su fuselaje entero. Y todas las paredes que ves en el aeroplano, tienen que ser sujetadas de una manera especial, porque como el aeroplano presuriza, se expande realmente como un globo. Algunos de ellos se expanden unas buenas dos pulgadas.
Y sin embargo, ahí está. Sin paredes. Sin vehículos presurizados. No obstante, se presuriza. Ninguna gran bomba por ahí bombeando aire como en un aeroplano. Y no se ha despresurizado todavía.
Eso es lo asombroso. ¿De qué estamos hablando? ¿18 años? No. ¿20 años? No. Estamos hablando de unos cuantos millones de años. Realmente. Millones de años…Entiendo lo que es un millón. Pero no entiendo lo que es un millón. Quiero decir, no he estado alrededor de la faz de esta Tierra por un millón de años, así que sólo puedo suponer. Y comparado con esto, yo estoy aquí sólo por un flash. Por un abrir y cerrar de ojos, y me voy. Y aún así, la nave espacial más increíble.
Y está yendo. Está viajando. ¿Adónde? Nadie sabe. ¿De dónde viene? Nadie sabe. ¿Adónde está yendo? Nadie sabe, pero está en tránsito. Y está viajando a una velocidad fenomenal, está rotando a una velocidad fenomenal. Hablando de suavidad. Está rotando muy rápidamente, sin embargo, ni lo notas. Es decir, los sistemas son increíbles. Y es tan preciso. Tan preciso Y ha estado haciendo su tarea, impecablemente. Quiero decir, eso es una buena ingeniería. Eso es simplemente una buena ingeniería
Aquí estamos, en este mundo. Vivos. ¿Y en qué pensamos? Pensamos en la luna. Pensamos en los extraterrestres. ¿Qué crees que eres tú? ¿Sabes de dónde viniste? ¿No de aquí? ¿Sabes adónde te vas? No. Pero, aquí estamos. Y eso es un hecho. Y es un hecho increíble. Es un hecho dichoso. Y entre todas esas cosas, como si esto fuera poco, tenemos un lugar por conseguir, por alcanzar, para estar dentro. Que es asombroso, que es tan real. Tan real. Tan verdadero. Tan hermoso. Porque está dentro de nosotros. Eso también es un regalo que le ha sido dado a cada ser humano.

Maharaji


Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Free Web Counters
Free Hit Counters