28 mayo, 2007

Una Capacidad Asombrosa

La Naturaleza no tiene tiempo para nada trivial. Cuando el águila remonta vuelo, tiene una agenda precisa. No es como: “Oh, ya basta con esto. A ver, que está pasando por allí.” No. Todo es muy preciso. Porque es el resultado de millones y millones de años de evolución. La eficiencia gobierna. No pierdas tu tiempo. Haz lo que hay que hacer. Sin excepciones. Ninguna.
Cada día, se te ha dado esta oportunidad. La Naturaleza lo acepta: “Está bien, fenómeno.” No tiene tiempo para lamentar. No tiene tiempo para quedarse pensando. Todo es un hermoso despliegue. Todo es real. No hay ilusiones. No hay ideas. No hay conceptos. Es decir, nunca he visto un oso tratando de leer un libro. Comer un libro, sí. Leer un libro, no.
Las personas dirán: “Pues, nosotros somos más evolucionados que ese oso.” Lo somos. Sólo si lo usamos. Eres solamente tan sabio como la sabiduría que te permitas poner en práctica. No se trata del tamaño del cerebro. Puedes tener un cerebro enorme, gigantesco. Si nunca lo usas, ¿qué diferencia hace?
¿Tienes la capacidad de empezar cada día de nuevo? Sí, la tienes. ¿Lo haces? ¿Tienes la capacidad de reconocer el valor de un momento? Sí, la tienes. ¿Lo reconoces?
¿Tienes la habilidad de estar contento? Si, la tienes. ¿Lo estás? No. Estás perfectamente satisfecho sintiéndote frustrado. Y sinceramente, si has expresado tu frustración a otra gente… ¿por qué te ries? Ya sé porque te estás riendo. Porque te toca. Eso es lo que haces. Prefieres hablar de todas esas cosas que fueron mal. Provee un tema ameno de conversación con tus amigos. Con tu familia.
Digamos que manejas todos los días por más de 60 kilómetros. Y tu llanta se desinfla. Cuando vuelves a casa, ¿de qué vas a hablar? ¿Vas a hablar sobre esos 59,99 kilómetros que fueron perfectos? ¿Cuánto le lleva a una goma desinflarse? ¿Más o menos una pulgada? Si es por un clavo, basta con eso. No se requiere mucho para que se pinche.
Así que, ¿Tienes la capacidad? Yo no me estoy excluyendo de esto. Absolutamente no. Cuando algo anda mal, hablamos de eso. Todas las cosas que se desarrollan bien; nadie quiere hablar de ellas. No son interesantes. ¿No es interesante hablar de que estás vivo? Es seguro que vas a morir. Mira, tú eres el “humpty dumpty” (es el personaje de un cuento). Yo soy el “humpty dumpty”. Cuando te caes de la muralla, ni los caballos ni los hombres del rey van a poder salvarte. No lo harán.
La oportunidad te ha sido dada porque tienes la capacidad de reconocer lo que es hermoso. Entonces hazlo.

Maharaji

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Free Web Counters
Free Hit Counters