26 agosto, 2007

Tu Vida

Vengo para hablarte sobre una cosa muy sencilla. Sobre tu vida. Porque somos nosotros, como individuos, quienes hemos recibido este regalo.
La gente nos dice lo que deberíamos hacer y lo que no deberíamos hacer. La gente nos dice, “Ah, tenemos que ser así, esto es lo que deberíamos hacer en nuestras vidas. Si no lo hacemos, iremos al infierno.” Entonces, hay gente por ahí que está trabajando, trabajando y trabajando para que le temas al infierno. Yo no he venido para contarte acerca del infierno. Porque si existe un infierno, está aquí. Y si existe un paraíso, también está aquí. Y la posibilidad es que sientas ese paraíso en esta vida.
Ahora. Esta es la posibilidad. No estoy aquí para resolver las problemas de este mundo. Son demasiados. Y cada vez que se resuelve un problema, alguien crea uno nuevo. Pero, entre todas las cosas que existen en este mundo, y entre todas las posibilidades que hay en este mundo, y todas las cosas que podrían ocurrir en este mundo, hay una cosa sobre la que vine aquí a hablar y es que puedes experimentar ese paraíso que está dentro de ti. Esto es todo.

Ahora, la cuestión es: ¿Cuán interesado estás? ¿Estás interesado? ¿Lo estás?

Se necesita un tipo de interés muy especial para estarlo. Se requiere una visión muy diferente. Una visión muy distinta para ver tu realidad. Tu realidad. Esto no se trata de ideas. No se trata de estar sentado diciendo, “Yo pienso…” Esto no se trata de decir, “Pero yo leo…” No, no, no, no. Todo eso afuera.
Esto comienza con una premisa muy distinta. Muy distinta. Tú, todos ustedes, y yo, somos muy, muy afortunados de estar vivos. ¿Comprendes eso? O, ¿miras tu existencia y la juzgas por lo que está sucediendo? “Yo estoy feliz porque…”
¿Cuántos de ustedes juzgan su existencia de acuerdo a lo que está ocurriendo? Lo hacemos todos. Hasta yo. Pero eso no lo justifica. Sigue siendo erróneo. Un día, todo salía mal. Entonces, estaba acostado en la cama tratando de dormir, cansado, y era como, “Oh, ¿por qué esto anduvo mal? ¿Por qué eso salió mal? Y de repente, algo dentro de mí, dijo, “Detente.. La cosa más importante que está pasando no son esas cosas que salen mal. La cosa más importante que está sucediendo es que este aliento te está llegando.” Esto es lo último que me acuerdo, porque luego me quedé dormido.
La confusión se fue. Si. Esa es la cosa más importante que está ocurriendo. Todas las cosas que están sucediendo en tu vida pueden cambiar. Ir de bueno a malo, de malo a bueno, de bueno a malo. Pero esto no debería cambiar. Porque si esto cambia, ése realmente es un mal día. Todavía no has tenido un mal día. De verdad. Lo tendrás. Porque cuando este aliento se detenga, ése va a ser un mal día.
Ahora, si entiendes eso; la importancia de estar vivo, la importancia de esta vida, la importancia de esta existencia, si entiendes esto, puedes dejar de lado todas las explicaciones, porque no las necesitas.

Maharaji

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Free Web Counters
Free Hit Counters