04 septiembre, 2007

Alcanzar el Interior

Hablemos sobre el paraíso. No el paraíso después de tu muerte, sino el paraíso aquí y ahora. El paraíso que te está esperando. Tu paraíso. Tu paraíso que existe sobre la faz de esta Tierra.
Encontrar, ver, sentir la divinidad que está danzando dentro de ti. No en la imaginación, sino en la realidad. Alcanzar el interior. Saber con certeza que he sentido mi paraíso. No sólo una vez, porque se pone mejor. Va mejorando muchísimo porque el concepto que tiene la mayoría de la gente sobre sentir paz es: “la sientes una vez y eso es todo”.
No es que después de sentir esa paz una vez en tu vida, te conviertes en un vegetal. Nada te molesta. Estas ahí nomás. Ningún problema en el mundo, nada, nada… Porque es como: “Oh, ahora estoy en paz.” No.
Los que están en paz están entusiasmados con el ir y venir de este aliento. A los que realmente han sentido paz, los verás bailando al ritmo del tambor del aliento. No sentados sin hacer nada. No tienen que mostrarle a nadie. Porque los que encontraron la paz también se dan cuenta de una cosa: que no tienen que mostrarle a nadie que tienen paz.
Aquellos que han encontrado la paz saben, “¿Qué puedo hacer para decirte que he encontrado paz? No hay palabras que puedan describirla. No hay forma de agarrar un pedazo de paz y dártelo.” Un santo dice, “Se parece mucho a un mudo que está comiendo un dulce.” Con el dulce en la boca. “¡Mmmmm, Mmmmm!” ¿Puede disfrutarlo? Por supuesto. Pero ¿puede contarte cuánto lo disfruta? No con palabras.
Así es la naturaleza. Y así es tu naturaleza. El deseo de estar pleno.

Maharaji

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Free Web Counters
Free Hit Counters