20 octubre, 2007

Maharaji en Trieste, Italia

Invitado por la comunidad y los líderes locales, los aplausos estallaron cuando Maharaji entró al hermoso Teatro Rossetti, en Trieste, Italia.
Maharaji se sentó en la audiencia escuchando la traducción de su bienvenida. Los aplausos continuaron cuando el presidente de la región Friuli V.G. Cónsul lo presentó y leyó mensajes personales del Presidente de la República Italiana y del Presidente del Senado Italiano.Maharaji recibió distinciones del Alcalde de Trieste y del Presidente de la Provincia.
Comenzó diciendo, “Gracias, muchas gracias. Ésta es ya una presentación maravillosa.
Hoy, hablar sobre la paz tiene que ser algo simple. Antes de comenzar a hablar sobre la paz, entendamos qué es la paz.
Si pones a una persona en la sala más preciosa, con un sofá magnífico, increíble empapelado, con una vista bellísima, pero sin aire. ¿Disfrutará la sala? ¿O golpeará contra la puerta y contra la pared para que la dejen salir? No le puedes explicar a esa persona, “Mira, el aire es un pequeño detalle. Tienes el papel de la pared, tienes el cuarto, tienes el sofá, tienes el televisor. Sabes, relájate. Disfruta. Quiero decir, ¿qué te importa si hay aire o no? No lo puedes ver. Ves, cuando se necesita algo fundamental, las explicaciones solas no son suficientes.
¿Qué es la paz? ¿De dónde viene el deseo por la paz? ¿Fue alguien que se sentó un día en la mesa del comedor y dijo: “Buena idea tener paz en este mundo.” ¿O es la paz innata, y el deseo por la paz inherente a cada ser humano sobre la faz de esta tierra? Esta pregunta, en mi opinión, es la pregunta central.
Si el deseo por la paz es fundamental para cada ser humano, como el alimento, como este aliento, como dormir, como la sed. Como el agua. Si es fundamental, no podemos prescindir de ella. Sin ella, todo está desequilibrado.

Maharaji

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Free Web Counters
Free Hit Counters